Cerrar
Escrito por: Administrador en mayo 9, 2018

Cada día, aproximadamente 55 millones de estudiantes y siete millones de personal asisten a escuelas públicas y privadas de los Estados Unidos. Y cada año, los estudiantes pierden aproximadamente 60 millones de días de clases debido a la propagación de enfermedades contagiosas como el resfriado y la gripe. 

Para ayudar a prevenir la propagación de enfermedades en la escuela, Cintas Corporation ofrece tres consejos para mantener las escuelas limpias y los estudiantes saludables durante todo el año.

“El personal de limpieza de la escuela desempeña un papel fundamental en la salud y la seguridad de los estudiantes y los maestros”, dijo Dave Mesko, Director Senior de Marketing de Cintas Corporation. “Al mantener un entorno de aprendizaje limpio y seguro, los profesionales de la limpieza pueden ayudar a reducir el ausentismo y mejorar el rendimiento estudiantil y la productividad del personal”.

Para ayudar al personal de limpieza escolar a mantener un ambiente de aprendizaje saludable, Cintas recomienda lo siguiente:

1. Implementar un programa de lavado de manos. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el lavado de manos es una de las maneras más efectivas de evitar la enfermedad y reducir la propagación de gérmenes. Lavarse las manos con agua y jabón es la forma más efectiva de reducir la cantidad de microbios y gérmenes en las manos, por lo que es importante enseñarles a los estudiantes y al personal los procedimientos adecuados para lavarse las manos.

Para complementar el programa de lavado de manos, las escuelas también deben considerar la instalación de herramientas de prevención de infecciones, como sistemas de descarga automáticos, dispensadores de toallas con manos libres y estaciones desinfectantes para manos. De hecho, un estudio reciente mostró que el uso de un desinfectante para manos con gel a base de alcohol en el aula puede reducir el ausentismo por enfermedad en casi un 20 por ciento.

2. Limpie y desinfecte todos los “puntos conflictivos”. Implemente un programa continuo de limpieza y desinfección para los puntos problemáticos de los gérmenes en toda la escuela. Estas superficies incluyen manijas de puertas, interruptores de luz, teclados de computadoras, escritorios, suministros y áreas de juego o mesas comunes.

Al limpiar estas áreas de alto contacto, asegúrese de usar Mopas y Trapos de microfibra separados entre zonas para eliminar las bacterias y reducir la contaminación cruzada.

3. Mantener la calidad del aire interior. La mala calidad del aire interior (IAQ) es un problema comúnmente citado que contribuye al ausentismo y al bajo rendimiento escolar en las instalaciones educativas. Para mejorar el IAQ, el tapete debe colocarse en todas las entradas y zonas de alto tránsito en toda la escuela para evitar que el polvo y la suciedad entren en el edificio. Para mantener la IAQ fresca y las instalaciones limpias, asegúrese de que la estera se lave regularmente para eliminar la suciedad capturada.

Para abordar aún más las inquietudes relacionadas con IAQ, programe servicios de limpieza profunda de bobinas de A / C para eliminar la acumulación y el moho que tiende a acumularse. Las unidades de A / C que no se han mantenido adecuadamente pueden causar olores, provocar alergias y empeorar las condiciones de asma existentes. Las limpiezas regulares de bobinas de A / C pueden mejorar la IAQ general, reducir las facturas de energía y prolongar la vida útil de las Maquinas de Limpieza.

“Los gerentes de las instalaciones escolares deberían considerar asociarse con un proveedor de servicios de instalaciones que pueda facilitar que el personal de limpieza cree un entorno de aprendizaje saludable y seguro”, agregó Mesko. “A medida que comienza el año escolar, garantizar que las escuelas estén limpias y libres de gérmenes es fundamental para el éxito de los estudiantes y el personal”.

Sé el primero en comentar aquí.

Nombre
Email
Su comentario

A %d blogueros les gusta esto: